La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció una alianza con Facebook para compartir información científicamente comprobada sobre las vacunas y combatir así, los mitos que circulan a través de esa red social sobre las inmunizaciones.

Facebook "se comprometió a que sus usuarios, así como los de Instagram, grupos, páginas y foros donde las personas buscan consejo, accedan a información oficial y autorizada sobre las vacunas en varios idiomas, para garantizar que el mensaje llegue a quienes más lo necesitan", informó la OMS en un comunicado.

“La información errónea sobre las vacunas es una amenaza importante para la salud mundial que podría revertir décadas de progreso en la lucha contra las enfermedades inmuno-prevenibles”, aseguró el director del organismo, Tedros Adhanom Grebreyesus.

El funcionario resaltó que "las enfermedades mortales e incapacitantes como la difteria, la hepatitis, la poliomielitis y el sarampión pueden prevenirse eficazmente mediante la vacunación".

"Con el movimiento antivacunación ganando impulso en línea, las tasas de inmunización se han desplomado en todo el mundo tanto en las zonas ricas como en los países en desarrollo", destacó el informe oficial.

A modo de ejemplo, señaló que "actualmente los niveles de vacunación en Los Ángeles, Estados Unidos, son tan bajos como los de Chad y Sudán del Sur, en África".

La OMS estimó que la inmunización previene de 2 a 3 millones de muertes por año y las consecuencias y discapacidades adicionales de 26 enfermedades prevenibles por vacunación.

La OMS clasificó la reticencia a la vacunación entre las diez principales amenazas para la salud mundial en 2019, citando el resurgimiento del sarampión este año, que experimentó un aumento del 30% en los casos a nivel global según datos de esta entidad.

Fuente: Télam

Nota del editor:

Ya en el año 2004 advertía sobre esta situación que, con el correr de los años y el surgimiento de las redes cobraría mayor protagonismo, especialmente en temas médicos.

"Cuando por diversas circunstancias, el profesional o la persona común se interesa por un tema de salud en Internet, lo hace por distintos motivos; que muchas veces pueden ser una verdadera necesidad y hasta estar cargados de cierto dramatismo y ansiedad.

Y esta es la situación que comienza a debatirse en los distintos foros profesionales relacionados con la informática médica e Internet. La literatura médica en la red, es cada vez más abundante y como en otras profesiones, cualquier persona con ciertas habilidades (o capacidad económica) puede tener su propio sitio público.

Ante este cúmulo de información, comienzan a aparecer los distintos criterios, algunos con fundamento y otros sin respaldo evidente; éste último hecho, difícil de discernir por el lector común y confiado.

Por lo antedicho y ante este novel campo de acción, se puede caer más en la desinformación que en la verdadera información, especialmente aquéllos no acostumbrados al uso de Internet o de las búsquedas de temas médicos. Es en este punto donde los entendidos aconsejan hacer las consultas en sitios seguros: sociedades científicas o webs que contengan certificaciones de ética y contenido, otorgadas por entidades profesionales o foros internacionales que las evalúan y monitorean; como por ejemplo la fundación suiza Health on the Net Foundation (HONCode)..."

Dr. Carlos Köhler - Editorial: Internet e información médica

Contenido actualizado el September 5, 2019, 9:01 pm