Un interesante trabajo, pubicado en septiembre pasado en jamanetwork.com, muestra un seguimiento de 63 años que permitió comparar la incidencia de cáncer de pulmón en vacunados y no vacunados con BCG en una población de 2963 indios americanos y nativos de Alaska.

El resultado fue muy determinante: la incidencia de cáncer de pulmón en los vacunados fue de 18,2/100.000/año, mientras que en los no, 45,4. A pesar de que el trabajo tiene sus fortalezas y debilidades, la cifra augura un interesante debate.

Transcribo las conclusiones finales y el link para el trabajo completo (está en inglés, pero el 'Dr Google' lo traduce automáticamente en excelente performance)

Asociación de vacunación BCG en la infancia con diagnósticos posteriores de cáncer Un seguimiento de 60 años de un ensayo clínico - Association of BCG Vaccination in Childhood With Subsequent Cancer Diagnoses - A 60-Year Follow-up of a Clinical Trial

Conclusiones

El seguimiento a largo plazo de una población de IA / AN inmunizada con la vacuna BCG a una edad temprana muestra que el cáncer de pulmón fue significativamente menos común en aquellos que recibieron la vacuna BCG frente a placebo, sin otras tasas de cáncer significativamente diferentes por grupo de vacuna.

Si bien la vacuna BCG se asoció con la prevención de la TB en este ensayo clínico con efectos protectores a largo plazo, la disminución observada en el cáncer de pulmón no se asoció con una infección previa de TB. Se desconoce el mecanismo de esta protección observada, pero la asociación es grande y científicamente plausible. Favorecemos la inmunidad entrenada como hipótesis.

Este hallazgo debe corroborarse y evaluarse aún más en otras cohortes de estudio BCG a largo plazo, como en el ensayo BCG del Medical Research Council en el Reino Unido y el programa de vacunación BCG en Noruega.

Contenido actualizado el October 4, 2019, 12:17 pm