Un juez de Familia intimó a los padres de dos niños de 5 y 7 años a ser vacunados y cumplir con el calendario previsto para esa edad porque se negaban a que los chicos recibieran las dosis de vacunas. Estos padres habían optado por no vacunar a sus hijos, pero la nueva ley obliga a cumplir con el calendario nacional de inmunización que, por otra parte es gratuito.

Muy buena noticia desde el punto de vista de salud pública porque permite conseguir las altas coberturas para controlar la enfermedad y lograr la inmunidad colectiva, para beneficio de aquellas personas que no se pueden vacunar por alguna contraindicación médica puntual.

La jefa del departamento de Inmunizaciones de Mendoza, Iris Aguilar, hizo saber que hace más de un año se utiliza un formulario de notificación negativa para vacunar a menores, el cual es registrado por los profesionales cuando detectan situaciones de padres que no quieren que sus hijos sean vacunados. En ese sentido afirmó que "la mayoría de aquellas personas que tienen reticencia con las vacunas tiene que ver con mitos, falsas contraindicaciones, rumores que circulan por redes sociales o por cadenas de WhatsApp. Hay mucha falsa información circulando en las redes".

Este primer fallo en Mendoza es ejemplificador, porque la decisión de vacunar o no, no es una decisión individual: si yo decido no vacunarme no solo me pongo en riesgo sino que también pongo en riesgo a los demás.

Fuentes: Varias.

Contenido actualizado el September 5, 2019, 11:56 am