Dengue, Zika, Chikungunya. Nuevos enemigos a vencer

Dr. Carlos Köhler

A pesar de que es mi costumbre referirme a temas relacionados con vacunas o enfermedades inmunoprevenibles, estas 3 enfermedades están tomando tanta importancia que bien vale la pena referirse a ellas, teniendo en cuenta que por "nuevas" todavía se diluyen entre otras noticias de actualidad, a pesar de los esfuerzos de las autoridades sanitarias de los países afectados por informar a la población de sus graves riesgos.

Dengue (DENV):Es una enfermedad infecciosa trasmitida por mosquitos de la familia Aedes. Existen 4 serotipos y la infección por un serotipo produce inmunidad permanente contra la reinfección por ese mismo serotipo. La infección sucesiva con dos serotipos diferentes es un factor de riesgo para desarrollar las formas graves de la enfermedad.

Todos los serotipos han sido aislados...

en las Américas. En varios países circulan simultáneamente, creando un grave riesgo de epidemia. Es una enfermedad infecciosa sistémica y dinámica. La infección puede cursar en forma asintomática o expresarse con un espectro clínico amplio que incluye las formas graves y las no graves. Después del período de incubación, la enfermedad comienza abruptamente y pasa por tres fases: febril, crítica y de recuperación, con presentaciones clínicas diferentes que van de estados benignos hasta evolución clínica severa y desenlace fatal. (Ficha técnica del Dengue)

A la fecha, Brasil, México y Filipinas han incorporado una nueva vacuna contra esta enfermedad, llamada Dengvaxia.

Fiebre del Zika (ZIKV): es una enfermedad viral transmitida por mosquitos del género Aedes y que consiste en fiebre leve, sarpullido (principalmente maculo-papular), dolor de cabeza, dolores musculares y articulares, malestar general y conjuntivitis no purulenta que ocurre entre 2 a 7 días después de la picadura del mosquito vector. Una de cada cuatro personas puede desarrollar síntomas, que en general son leves, con síntomas que pueden durar entre dos y siete días. La apariencia clínica es muchas veces similar a la del dengue.

El virus fue aislado por primera vez en 1947, en el bosque de Zika, Uganda (África). Desde entonces, se lo encontró principalmente en África y ha generado brotes pequeños y esporádicos también en Asia. En 2007 una gran epidemia fue descripta en la Isla de Yap (Micronesia), donde cerca del 75% de la población resultó infectada. El 3 de marzo de 2014, Chile notificó a la OPS/OMS la confirmación de un caso de transmisión autóctona de fiebre por virus del Zika en la isla de Pascua. En mayo de 2015, las autoridades de salud pública de Brasil confirmaron la transmisión del Zika en el nordeste del país. Desde octubre de 2015 hasta la fecha, 20 países y territorios de las Américas (ver) han reportando la presencia del virus. (Preguntas sobre el virus Zika)

Lo más preocupante de esta enfermedad (por ahora) es que Brasil ha demostrado la relación de esta enfermedad con el aumento de microcefalias en recién nacidos cuyas madres fueron infectadas. A partir de estos datos, la OMS ha hecho recomendaciones para los habitantes o viajeros hacia zonas endémicas. (Preguntas sobre Zika y embarazo)

Chikungunya: Es una enfermedad tropical vírica, transmitida también por el mosquito Aedes. Es relativamente inusual y está muy poco documentada. La enfermedad se da en África, Asia y el subcontinente indio. En los últimos decenios los vectores de la enfermedad se han propagado a Europa y las Américas. En 2007 se notificó por vez primera la transmisión de la enfermedad en Europa, en un brote localizado en el nordeste de Italia. Desde entonces se han registrado brotes en Francia y Croacia.

Los síntomas característicos son de enfermedad aguda con fiebre, erupción cutánea y dolores articulares incapacitantes que pueden durar varias semanas. Esto último diferencia a la fiebre chikungunya del dengue, que tiene los mismos vectores, síntomas y distribución geográfica. No existe cura ni vacuna contra esta enfermedad. La mayoría de los pacientes se recuperan totalmente, pero, en ciertos casos, los dolores articulares pueden durar varios meses, e incluso años. (ver Ficha de Chikungunya - OPS)

Como se puede apreciar en esta breve síntesis, estas 3 enfermedades sumadas a la Fiebre amarilla, son transmitidas a través de un vector, que es el mosquito de la familia Aedes, cuyas variedades americanas son el Aegypti y Albopictus (en especial el primero). Por ello, las medidas sanitarias habituales son la fumigación y la erradicación de elementos y lugares que favorezcan la distribución de los mosquitos.

Prevención y control

La proximidad de las viviendas a los lugares de cría de los mosquitos vectores es un importante factor de riesgo. La prevención y el control se basan en gran medida en la reducción del número de depósitos de agua naturales y artificiales que puedan servir de criadero de los mosquitos. Para ello es necesario movilizar a las comunidades afectadas. Durante los brotes se pueden aplicar insecticidas, sea por vaporización, para matar los moquitos en vuelo, o bien sobre las superficies de los depósitos o alrededor de éstos, donde se posan los mosquitos; también se pueden utilizar insecticidas para tratar el agua de los depósitos a fin de matar las larvas inmaduras.

Como protección durante los brotes se recomiendan llevar ropa que reduzca al mínimo la exposición de la piel a los vectores. También se pueden aplicar repelentes a la piel o a la ropa, respetando estrictamente las instrucciones de uso del producto. Para quienes duerman durante el día, sobre todo los niños pequeños, los enfermos y los ancianos, los mosquiteros tratados con insecticidas proporcionan una buena protección. Las espirales insectífugas y los vaporizadores de insecticidas también pueden reducir las picaduras en ambientes interiores.

Respuesta de la OMS

  • formula planes basados en evidencias para gestionar los brotes;
  • proporciona apoyo y orientación técnica a los países para que gestiones eficazmente los casos y los brotes;
  • presta apoyo a los países para que mejoren sus sistemas de notificación;
  • junto con algunos de sus centros colaboradores, proporciona formación a nivel regional sobre el tratamiento, el diagnóstico y el control de los vectores;
  • Publica directrices y manuales para los Estados Miembros sobre el tratamiento y el control de los vectores.

La OMS anima a los países a crear y mantener capacidades que les permitan detectar y confirmar casos, atender a los pacientes y poner en práctica estrategias de comunicación social para reducir la presencia de los mosquitos vectores.

Nota: ¿Vacunar al mosquito?

Me permito este juego de palabras ya que estas 4 enfermedades en crecimiento se deben también al crecimiento y proliferación de los mosquitos vectores. Es evidente que los esfuerzos por combatirlos y educar a la población no ha dado los resultados esperados viendo la dispersión de los mismos.

Eliminar al mosquito o modificar su potencialidad como vector es un gran desafío para la ingeniería genética, que ya ha logrado algunos éxitos con otros vectores de otras enfermedades. Mientras tanto, hay que extremar los esfuerzos para lograr controlar estas virosis.

Brasil ha iniciado un proyecto piloto precisamente contra el Aedes aegypti, a través de una empresa privada inglesa, en el municipio de Piracicaba, que ha arrojado muy buenos resultados.

Ver: ¿Qué sucedería si se matan todos los mosquitos que transmiten estas enfermedades?

 

 

 

Comparte este articulo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn