La historia de la resistencia (a la vacunación)

Enfermedades controladas en el mundo, a fines del siglo XX gracias a los éxitos de la vacunación, comienzan a reaparecer en forma de brotes y en algunos casos con resultados trágicos, generando un importante retroceso en los objetivos logrados. Las vacunas, paradójicamente, están pagando el precio por su éxito.

Los académicos de la salud y la medicina han descripto a la vacunación como uno de los diez máximos logros de la salud pública durante el siglo XX.

Pero, hoy, la creciente resistencia a la inmunización por distintos motivos, está provocando brotes en los bolsones de población no vacunada y poniendo en riesgo a aquellos con dosis incompletas o inmunodeprimidos, potenciando la reaparición de enfermedades como difteria, coqueluche, sarampión, rubeola y rubeola congénita, poliomielitis, entre otras. La amenaza de la difusión global de estas viejas patologías se hace patética simplemente al pensar en el flujo permanente de viajeros hacia cualquier rincón del planeta, adonde llegan en cuestión de horas... Al igual que el contagio...

En la actualidad el sarampión es noticia en Europa y Estados Unidos, con casos mortales. una situación inadmisible cuando era hasta hace muy poco una enfermedad controlada. Los objetivos de años atrás eran conseguir mantener las coberturas de vacunación por encima del 95%. Hoy, no solo hay que volverlas a elevar sino que se debe redoblar el trabajo en la educación sanitaria de los grupos anti-vacunas.

De todas maneras, esta resistencia no es nueva, nació con la primer vacuna. Jenner lo sufrió en carne propia cuando desarrolló la antivariólica, contra la temida y mortal viruela, allá por el 1800. La ciudad de Leicester parece ser la pionera de estos movimientos. En 1885 se realizó una manifestación de cien mil personas en contra de la inmunización. En 1978, 93 años después, el mundo entero festejaba la eliminación de la viruela de la faz de la tierra, por la acción de la vacuna (The History of vaccines).

Quienes hemos trabajado por años en inmunizaciones y que hemos visto fallecer niños por enfermedades como la polio, el sarampión, el tétanos y la tos convulsa, sabemos del riesgo que enfrentamos. Quienes se oponen a la posibilidad de controlar o erradicar estas y otras enfermedades, con creencias profundamente arraigadas, filosóficas, políticas o espirituales, disponen hoy de poderosas herramientas de comunicación a través de las redes sociales. Esas mismas redes deben servir a la ciencia y los anónimos vacunadores a llevar a buen puerto la prevención, objetivo de la medicina actual y del futuro, trabajando incansablemente para convencer día a día, que es la única manera de volver a controlar enfermedades potencialmente mortales o invalidantes, a través de las vacunas.

Nota: Para quienes estén interesados en éste u otros temas relacionados con la Historia de las Vacunas, recomiendo el sitio The History of Vaccines, del Colegio de Médicos de Philadelphia, Estados Unidos, que ofrece muchos de sus temas en español.

Nuevas vacunas en el Calendario Argentino

Como históricamente ha sucedido, la Argentina tiene un calendario de vacunación gratuito (y obligatorio) tan completo que iguala y hasta mejora a países del primer mundo.

Desde el primer día de 2016, la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH), contra las verrugas y cáncer genital que ya se venía aplicando a todas las niñas que cumplen 11 años, ahora se aplicará también a varones de la misma edad, siguiendo la estrategia de vacunación de ambos sexos para cortar el ciclo del virus (estrategia que ya implementaron Brasil y Panamá).

También se incorporó la esperada vacuna contra cuatro cepas del temido meningococo, que provoca meningitis y una terrible enfermedad invasiva habitualmente mortal, llamada meningococcemia. Esta vacuna contiene las cepas A, C, W e Y. Se aplicará a los 3, 5 y 15 meses de edad (los más desprotegidos) y a los 11 años, ya que los adolescentes pueden ser portadores de la bacteria.

Las cepas W y B son las que más circulan en la Argentina. La cepa B, que no está incluida en la cuádruple, ya existe en forma individual aunque todavía no se comercializa en el país.

Otra de las vacunas que se incorporó al calendario oficial es la antineumocóccica 13 valente conjugada  (PCV13), que sólo se aplicaba en los lactantes y menores de 2 años. Para los adultos mayores existe la PPSV23, de factura polisacárida que a pesar de ser efectiva, pierde efectividad en corto tiempo. Por ello, el nuevo esquema de protección contra la enfermedad neumocóccica (bacteremia, meningitis, artritis), además de la clásica neumonía, es la aplicación en mayores de 65 años (y menores de esta edad con enfermedades de base), la 13 valente primero y luego de al menos un año, la 23 valente.

Esfuerzo importantísimo que dará resultados a corto plazo, siempre y cuando la ciudadanía comprenda que para lograr el mayor éxito y la mayor protección de nuestros niños y mayores se corresponde con una cobertura que debe rondar el 95%.

Caída de las coberturas de vacunación en la Pcia. de Buenos Aires

El relevamiento de las coberturas de vacunación por las nuevas autoridades de salud de la provincia de Buenos Aires, que arrojó descensos importantes y que ponen en riesgo la salud de la población, ha generado que se convocara a referentes de 135 municipios para anunciar la implementación de una campaña para todas las edades, que hará foco en bebés, niños al inicio escolar, 11 años y embarazadas.

“La vacunación es un derecho y una responsabilidad de todos: del municipio, de la Provincia y de la Nación, y no podemos permitirnos tener coberturas bajas en los distritos bonaerenses”, expresó hoy la ministra de Salud bonaerense, Zulma Ortiz. El inicio de la campaña está previsto para marzo y continuará durante todo el año y buscará fortalecer la cobertura de las 18 vacunas del calendario nacional obligatorio.

Leer más:Caída de las coberturas de vacunación en la Pcia. de Buenos Aires

Dengue, Zika, Chikungunya. Nuevos enemigos a vencer

Dr. Carlos Köhler

A pesar de que es mi costumbre referirme a temas relacionados con vacunas o enfermedades inmunoprevenibles, estas 3 enfermedades están tomando tanta importancia que bien vale la pena referirse a ellas, teniendo en cuenta que por "nuevas" todavía se diluyen entre otras noticias de actualidad, a pesar de los esfuerzos de las autoridades sanitarias de los países afectados por informar a la población de sus graves riesgos.

Dengue (DENV):Es una enfermedad infecciosa trasmitida por mosquitos de la familia Aedes. Existen 4 serotipos y la infección por un serotipo produce inmunidad permanente contra la reinfección por ese mismo serotipo. La infección sucesiva con dos serotipos diferentes es un factor de riesgo para desarrollar las formas graves de la enfermedad.

Todos los serotipos han sido aislados...

Leer más:Dengue, Zika, Chikungunya. Nuevos enemigos a vencer

Vacunas y autismo: la historia personal de un médico

Dr. Colby Stone, Jr.

Se ha hablado mucho desde el año 1998 en cuanto a si las vacunas causan autismo. Aunque he sido reacio a entrar en esa conversación, se ha hecho evidente que tal vez debería hablar con el fin de proporcionar una perspectiva útil, aún fresco. Aquí está la historia de nuestra familia.

In 1987, nació mi hermana menor, la más joven de cuatro hijos, de los cuales yo soy el mayor. Todos habíamos gozado de buena salud durante toda la vida, después de haber recibido las vacunas de rutina, y después sufrido un número típico de infecciones respiratorias y gastrointestinales. Después de haber tenido tres hijos, mi madre se dio cuenta desde el principio de algunas cosas inusuales acerca de mi hermana. Los parámetros del desarrollo típico del contacto visual, la sonrisa, el rolido, los arrullos, y su posición sentada parecían tener un retraso, por lo que mi madre acudió a nuestra pediatra. Pero mi madre sabía que estos hitos retardados eran sólo el avance de algo que ella había percibido desde el momento en que mi hermana nació. Mi hermana era diferente de sus hermanos.

Leer más:Vacunas y autismo: la historia personal de un médico