La OMS certificó la nueva vacuna contra el dengue

El virus del dengue, endémico en unos 100 países, incluyendo la casi totalidad de América Latina y el sudeste asiático, está presente en todas las regiones del mundo y es una enfermedad en expansión que la Organización Mundial de la Salud (OMS) quiere frenar con una nueva vacuna que certificó hoy.

El Grupo Asesor de Expertos sobre Inmunización (SAGE, por sus siglas en inglés) de la OMS evaluó ayer la primera vacuna contra el dengue, Dengvaxia, producida por el laboratorio francés Sanofi Pasteur y recomienda su uso en aquellos países donde el virus es endémico y en las zonas donde haya una incidencia mayor al 50%, con la intención de cumplir con el ambicioso objetivo de alcanzar una reducción de la mortalidad de un 50% y una caída de la morbilidad del 25% para 2020.

Leer más:La OMS certificó la nueva vacuna contra el dengue

Vacuna contra el dengue: ¿más cerca?

Científicos estadounidenses aseguraron haber encontrado "la pieza final del puzzle" para una vacuna contra el dengue que, al menos, será capaz de detener el brote del virus que azota gran parte de Sudamérica y que ya causó miles de millones de infecciones desde su aparición, en el Siglo XIX.

La vacuna experimental, desarrollada por el Instituto Nacional de la Salud, en Estados Unidos, fue probada en un pequeño y aleatorio análisis sobre 41 personas voluntarias sanas. Cada participante recibió una dosis de la vacuna experimental o un placebo y fueron infectados con una cantidad moderada del virus seis meses después. El resultado fue claro: los 20 voluntarios que reciberon el placebo, regresaron al centro de estudio con sarpullidos, una caída considerable de los glóbulos blancos y otros síntomas de la enfermedad, mientras que los 21 voluntarios que recibieron la vacuna experimental no se enfermaron ni tuvieron evidencia de infección en su sangre.

Los resultados, publicados en la prestigiosa Science Transnational Medicine, fueron tan prometedores que los test de fase 3 de la vacuna ya empezaron a utilizarse en Brasil el pasado 22 de febrer, en 17 mil adultos, adolescentes y niños que terminarán su tratamiento en 2018.

Los prometedores resultados también significan un estímulo para el desarrollo de la vacuna contra el virus zika ya que éste y el dengue pertenecen a la misma familia de virus. Los directores del centro de investigación se mostraron ilusionados con acortar los tiempos en el desarrollo de la vacuna contra el Zika, gracias a la base de su trabajo actual contra el dengue.

Equipos de investigadores tanto del gobierno estadounidense como de la industria estuvieron trabajando durante casi 100 años para producir una vacuna contra enfermedades transmitidas por mosquitos. El brote del dengue representa a una de las enfermedades infecciosas más contagiosas del mundo, ya que la padecen unas 400 millones de personas por año. Si bien la mayoría de los contagiados desarrolla algunos síntomas relativamente leves, dos millones de los contagiados padecen la versión más peligrosa del virus y unos 25 mil mueren por la enfermedad.

Durante su evolución, el dengue fue una enfermedad particularmente difícil de tratar por las características únicas del patógeno. Existen cuatro tipos de cepa en el mundo y los anticuerpos para cada cepa interactúan entre ellos de tal modo que, si la vacuna no logra la protección de todas las cepas en simultáneo, podrían volverse en algo contraproducente y poner en riesgo al paciente de sufrir una enfermedad grave, si se exponen a alguno de los otros tipos de cepa.

Esta investigación significa un dilema ético, como que significa exponer a voluntarios a un virus de esa magnitud. Los científivos expresaron que esos experimentos fueron utilizados en el pasado ante la malaria, cólera, norovirus, gripe y otras enfermedades "para las cuales es realmente urgente moverse con rapidez en el campo de la investigación". En este caso afirmaron que, en el caso del dengue, el análisis se justificaba porque se sabía de antemano que la vacuna parecía ser efectiva para prevenir los tipos 1, 3 y 4 del virus pero faltaba un poco de aprendizaje en el impacto del tipo 2. Es importante saber cuándo dar el paso adelante, ya que los tratamientos a larga escala como este requieren de un trabajo que puede durar de tres a diez años.

Fuente: Infobae.com

Dengue: fue aprobada la vacuna en Brasil

Luego de su autorización en México y Filipinas, Brasil es el tercer país del mundo en incorporar la vacuna tetravalente contra el dengue del laboratorio Sanofi Pasteur (Dengvaxia), luego de que fuera aprobada por la autoridad regulatoria brasileña, ANVISA.

Los análisis de eficacia sugieren que la vacuna es capaz de proteger individuos mayores de nueve años contra el virus, según un estudio publicado en el New England Journal of Medicine (24/9/15).

El dengue, enfermedad transmitida por el mosquito Aedes aegypti, sigue impactando en Brasil, con más de 1,5 millones de personas afectadas en 2015, lo que la ubica a la cabeza en Latinoamérica.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la enfermedad transmitida por mosquitos de más rápido crecimiento en el mundo, causa cerca de 400 millones de infecciones cada año. En los últimos 50, el dengue se ha diseminado y, de estar presente en un puñado de países es ahora endémico en 128, donde viven alrededor de 4 mil millones de personas. La OMS ha planteado como objetivo la reducción de la mortalidad en un 50% y la morbilidad en un 25% en los países endémicos, para 2020.

Hasta el 70% de los casos de dengue en Brasil son reportados en individuos de 9 a 45 años de edad. Esa cifra representa un segmento social y móvil de la población que contribuye además a la diseminación de la enfermedad.

Pero la vacuna tetravalente no es la única en Brasil. La Comisión Técnica Nacional de Bioseguridad (CTNBio) aprobó el inicio de la tercera fase de ensayos clínicos de otra vacuna que está desarrollando el Instituto Butantan, en São Paulo, y los Institutos Nacionales de Salud (NHII) de los EE. UU.

Hecha con una variedad genéticamente modificada del virus del dengue para que el individuo desarrolle anticuerpos contra los serotipos de la enfermedad, provoca una respuesta parecida a la de las personas infectadas que han conseguido neutralizar el virus.
 
La CTNBio pretende probarla en 17 mil personas en todo el país.

Fuente: CTNBio - OMS

Noticias relacionadas: Primer vacuna contra el dengue aprobada en México

Primer vacuna contra el dengue aprobada en México

México se convirtió hoy en el primer país en aprobar la primera vacuna contra el virus del dengue. Así lo anunció la Secretaría de Salud a través de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), que emitió el registro.

La entidad aseguró en un comunicado que fue acreditada la calidad, seguridad y eficacia de la vacuna tras la realización de un ensayo con más de 40.000 personas en 15 países.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), que por el momento no se expidió sobre el anuncio, 390 millones de personas se infectan con el virus del dengue al año, en el mundo; 100 millones de ellas de gravedad.

Conocida como "fiebre quebrantahuesos", genera dolores articulares y musculares, fiebre alta, náuseas, vómitos, sarpullidos, inflamación de ganglios, cefaleas o dolor intenso detrás de los globos oculares. Los casos más graves, de dengue hemorrágico, se caracterizan por fatiga, vómitos de sangre y hemorragias en las encías.

Solo el año pasado México registró 32.100 contagios de este virus, cuyo vector es el mosquito de la fiebre amarilla, conocido como Aedes aegypti, queademás  puede ser portador también de otras enfermedades, como los virus Zika y Chikungunya, en plena emergencia en sudamérica.

El plan de vacunación elaborado por las autoridades mexicanas abarca a poblaciones donde el dengue es endémico, con una seroprevalencia mayor al 60% y para personas entre 9 y 45 años de edad.

La vacuna es elaborada por el grupo farmacéutico francés Sanofi, que explicó que México aprobó el tratamiento preventivo —conocido como Dengvaxia— para los cuatro serotipos del virus del dengue, regulado por la OMS. La vacuna funciona mejor como un refuerzo inmunológico para los pacientes que hayan tenido una exposición previa y aún se necesita información adicional para determinar si la inmunización serviría a viajeros. Sanofi señaló que las primeras 20 solicitudes para comercializarla son de Sudamérica y Asia, Europa es la meta para 2016 y Estados Unidos para 2017.

Los ensayos clínicos mostraron que la vacuna disminuyó el riesgo de hospitalización en un 80% y redujo en un 93% la posibilidad de desarrollar la variante hemorrágica de la enfermedad. Las autoridades sanitarias mexicanas estiman que con la introducción de esta vacuna se pueden "potencialmente prevenir más de 8.000 hospitalizaciones y 104 muertes anuales".

Fuente: BBC (9/12/15)

Noticias relacionadas: Primer vacuna contra el dengue aprobada en México

A un paso de la vacuna contra el Ébola

El ensayo de fase III sobre la eficacia de la vacuna VSV-EBOV (MSD) realizado en Guinea muestran que la vacuna es altamente eficaz contra el ébola. La Junta de Vigilancia de Datos y Seguridad (Data and Safety Monitoring Board)  que llevó a cabo el análisis recomendó que el ensayo prosiguiera. Los resultados preliminares de los análisis de estos datos provisionales se publicaron en la prestigiosa revista británica The Lancet.

"Se trata de un logro extremadamente prometedor", dijo la Dra. Margaret Chan, Directora General de la Organización Mundial de la Salud. "El mérito es del Gobierno de Guinea, de las personas que viven en las comunidades y de nuestros asociados en este proyecto. Una vacuna eficaz será otra herramienta importantísima para hacer frente al actual brote de ébola y a otros futuros brotes de la enfermedad".

Aunque la eficacia de la vacuna en las personas es por ahora del 100%, se necesitan pruebas más concluyentes sobre su capacidad para proteger a las poblaciones mediante la denominada "inmunidad de grupo". A tal fin, el organismo nacional de reglamentación y el comité de ética de Guinea han aprobado la continuación del ensayo.

Leer más:A un paso de la vacuna contra el Ébola