La artritis reumatoidea podría tener su vacuna terapéutica

La artritis reumatoide es una enfermedad autoagresiva, ocasionando un daño preferentemente en las articulaciones de más movilidad como las de las manos y los pies, entre otras. Poco a poco, el sistema inmune destruye estas articulaciones de manera irreversible y aún hoy no existe un tratamiento específico para la enfermedad. Las terapias actuales únicamente tratan los síntomas y enlentecen su progresión, pero con el paso del tiempo su progresión es imparable. Esta situación podría estar a punto de cambiar con un nuevo tratamiento desarrollado en la Universidad de Queensland, en Australia.

Un equipo de investigadores ha desarrollado una vacuna segura y eficaz en la supresión de la respuesta inmune; es decir, es capaz de atajar el problema de raíz interviniendo a nivel del sistema inmune para evitar que éste ataque indiscriminadamente a los propios tejidos del organismo.

El nuevo tratamiento funciona como una vacuna para un tipo en concreto de artritis reumatoide, la llamada “CCP-positiva” (por los anticuerpos anti-CCP), que representa a la mayoría de los casos.

En primer lugar, los investigadores extrajeron células dendríticas de una muestra sanguínea del paciente y trataron de reeducarlas para que formaran parte del bando aliado. Posteriormente, se inyectaron en el paciente y se introdujeron de nuevo en su cuerpo, todo ello con el propósito de impedir que el sistema inmune ataque a las articulaciones. Los resultados fueron espectaculares: una sola inyección de las propias células dendríticas modificadas del paciente ayudó a suprimir la respuesta inmune en la artritis reumatoidea.

“Esto a su vez se asoció con una reducción de la inflamación. En esta etapa, la técnica no sería ideal para el tratamiento generalizado o la prevención de la artritis reumatoidea porque es costosa y lleva mucho tiempo. Sin embargo, los prometedores resultados de este ensayo sientan las bases para el desarrollo de una tecnología de vacunas más rentable para la práctica clínica que podría ofrecer resultados similares en pacientes”, comenta el principal autor del estudio, Ranjeny Thomas.

Fuente: infosalus.com

Comparte este articulo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn