Vacuna antivaricelosa

ENFERMEDAD VACUNA MARCAS NOVEDADES

 

VACUNA ANTIVARICELOSA

 

ACTUALIZADO AL 22/4/15
INDICACIONES
CONTRAINDICACIONES
EFECTOS COLATERALES
HERPES ZÓSTER
CALENDARIO ARGENTINO

A virus vivos atenuados, elaborada con una cepa atenuada (OKA) y cultivada en células diploides humanas MRC-5 y Wi-38.

Desarrollada por Takahashi a partir del líquido vesicular de un niño infectado en la década del '70, fue licenciada en Japón y Corea a partir de 1988. Recién fue autorizada en EE.UU. por la FDA en 1995, para mayores de un año que no hubieran padecido varicela.

Genera un 95 a 100% de inmunidad duradera en la mayoría de los casos (pasados los 10 años desde su aplicación, se detecta buen nivel de anticuerpos). Se estima que la duración de la inmunidad sería similar a las otras vacunas a virus vivos (sarampión, rubeola, paperas) y se encuentra en estudio la necesidad de agregar otra dosis (al igual que aquéllas) para evitar el fallo vacunal.

Existen 4 tipos de vacuna:

OKA Japón (original)
OKA, Bélgica
OKA, Estados Unidos
OKA, Francia

Dosis
Se recomienda la vacunación de niños desde los 12 meses hasta los 12 años, que no hayan padecido la enfermedad, con dos dosis: la primera entre los 12 y los 15 meses, y la segunda entre los 4 y 6 años (al ingresar en la guardería o la escuela, aunque puede aplicarse después de 3 meses de la primera dosis si la situación epidemiológica lo exigiera).

El momento ideal sería acompañando a la Triple Viral  (antisarampionosa, antirrubeólica y antiurliana), pero  aplicada en sitios diferentes (ya existe la combinación con  esta vacuna en una Cuádruple viral aún no existente en la  Argentina). Puede administrarse desde los 9 meses si las  circunstancias lo indicaran; aunque siempre - como toda vacuna  a virus vivos - con una nueva dosis luego del año de edad.

No hay límite de edad para las personas susceptibles. Desde  los 13 años, deben aplicarse 2 dosis con un intervalo de 30-60  días ya que la respuesta inmunológica es menor (en pacientes  con VIH, la espera es de 90 días). No hay límite de edad para  los susceptibles, aunque debe evaluarse la posibilidad de  realizar un testeo serológico previo (debe evaluarse el  costo-beneficio).

Se aplica por vía subcutánea y puede hacerse en forma  simultánea con otras vacunas. El intervalo de espera con otros  inmunizantes a virus vivos es de entre 30 y 45 días.

A pesar que la seroconversión negativa es del 5%, la inmunidad  mediada por células, contribuye a la prevención, ya que la  infección por virus salvaje sería leve y sin riesgos de  complicaciones severas.

La vacuna se presenta liofilizada. Una vez diluida, debe ser aplicada dentro de los 30 minutos posteriores. Las variaciones entre los distintos tipos de vacunas son minimas y según su procedencia, contienen como antibiótico, sulfato de neomicina o kanamicina.

En niños de 1 a 12 años, la seroconversión es mayor al 85%  luego de una dosis y del 100% luego de la segunda. A partir de  los 13 años, es del 78% luego de la primera dosis y del 99%  luego de la segunda y la duración de la inmunidad sería mayor  a 20 años.

Nota: Existen antecedentes de niños vacunados que sufrieron a  posteriori, infección por virus varicela zóster. Según un  trabajo realizado en Japón, la incidencia de varicela o herpes  zóster en niños vacunados, es de 14 casos cada 100.000  personas. Por otra parte, se especula con la posibilidad de  que la cepa responsable no fuera la Oka (presente en la  vacuna). Existe la posibilidad además, de fallo primario de la  vacuna o el padecimiento pre-vacunación de una varicela sub- clínica o intra-útero.

Indicaciones

Como protección individual, a partir del año de edad.  Adolescentes o adultos susceptibles durante brotes. Como  vacunación post-exposición, tiene buena eficacia (cercana al  90%) antes de transcurridos los 3 días y probablemente hasta  cinco. Si esta profilaxis post-exposición no resultara y la  persona vacunada padece la enfermedad, no tiene mayor riesgo  de efectos adversos.

En el caso de adultos susceptibles, debe indicarse en  trabajadores de la salud y maestras prioritariamente; mujeres  en edad fértil no gestantes (éstas deben evitar el embarazo  durante los 30 días posteriores a la inmunización); en  familiares de inmunocomprometidos; en militares; en viajeros  habituales. En todos los casos, debe advertirse que se puede  producir un rash hasta 6 semanas después de la vacunación y  que éste excepcionalmente puede contagiar el virus vacunal a  otros susceptibles.

Nota: Desde el año 2006, el Advisory Committee on Immunization  Practices (ACIP) de los Estados Unidos recomienda la  aplicación de 2 dosis, habida cuenta de que se presentan casos  de varicela (leves) en vacunados con una sola dosis. Esta  segunda dosis está indicada en ese país entre los 4 y los 6  años de edad.

Vacunación postexposición y control de brotes:
Es efectiva en un 90% utilizada para prevenir o modificar la severidad de la varicela en susceptibles, dentro de los 3 a 5 días de la exposición a un caso de varicela. El uso de esta vacuna para el control de brotes, no sólo evita o modifica la severidad de la enfermedad sino que también acorta el período de brote.

Indicaciones en grupos de alto riesgo:

Pacientes con transplantes programados (vacunar 3 a 4 semanas  antes de iniciar el tratamiento inmunosupresor); enfermos  crónicos (que no estén recibiendo tratamiento inmunosupresor o  con tratamiento corticoide con menos de 2 mg/kg/día, por más  de 15 días) y personas o familiares en contacto con éstos; RN  de madres con varicela perinatal; personas en tratamiento  crónico con salicilatos; enfermos cutáneos o pulmonares  crónicos.

No deben vacunarse inmunodeficientes celulares (leucemias,  linfomas, deficiencias congénitas de células T). Con  indicación del médico tratante, pueden vacunarse pacientes con  leucemia linfocítica aguda y niños HIV positivos, sinto o  asintomáticos, estadio A1 (clasificación CDC). En el último  caso deben recibir 2 dosis con intervalo de 3 meses. También  pueden vacunarse pacientes con leucemia linfoblástica aguda,  linfomas o con tumores sólidos (bajo protocolo) sin radio ni  quimioterapia al menos 90 días antes y después de la  vacunación; síndrome nefrótico.

Los inmunocomprometidos humorales y adultos presentan una  pérdida de anticuerpos más rápida; pero aún así, la eficacia  es alta. Los vacunados que desarrollan la enfermedad, en  general, lo hacen en una forma atenuada, con pocos elementos  vesiculares.

Nota: El Ministerio de Salud provee de dosis para el personal  de salud sin antecedentes clínicos de varicela y serología  negativa, convivientes con inmunocomprometidos y convivientes  con prematuros menores de 1500 g y personas en situaciones  especiales.

Contraindicaciones

Las comunes de las vacunas a virus vivos. Fiebre;  inmunosuprimidos en fase aguda; HIV; crónicos con altas dosis  de corticoides (más de 2 mg/kg/día durante más de 15 días);  alergia a los antibióticos o componentes que contiene  (gelatina, neomicina); tuberculosis activa sin tratamiento;  pacientes con radioterapia, deben esperar 3 meses desde su  finalización.

Precauciones:

1) No administrar salicilatos durante al menos 6 semanas posteriores a la vacunación (aunque no se han demostrado efectos adversos).

2) Como en otras vacunas a virus vivos, luego de la vacunación, debe evitarse la gestación hasta por lo menos 1 mes después.

3) Ante la aparición de un exantema post-vacunal, debe evitarse el contacto con gestantes susceptibles e inmunocomprometidos.

4) No debe ser administrada junto con otras vacunas vivas atenuadas en pacientes inmunocomprometidos.

5) Receptores de sangre y hemoderivados que contienen anticuerpos: debe postergarse la vacunación por lo menos durante 5 meses (por riesgo de fallo vacunal, debido a la interferencia de anticuerpos adquiridos pasivamente).

6) Tratamiento antiviral contra el virus herpes con aciclovir o valacyclovir. Puede reducir la eficacia de la vacuna. Esta medicación debe ser discontinuada al menos 24 hs antes.

Falsas contraindicaciones: Embarazo de la madre del vacunado, mujeres en edad fértil, conviviente inmunosuprimido, VIH asintomático o levemente sintomático, inmunodeficiencia humoral.

Efectos Colaterales

Los habituales de vacunas inyectables: dolor, enrojecimiento y  tumefacción en el lugar de aplicación (20% en niños y 25/30%  en adultos). Puede aparecer un rash variceliforme en un 4-8%  de los vacunados, entre 3 a 4 semanas posteriores a la  inmunización, con muy pocas vesículas.

En los inmunocomprometidos esta última reacción aparece en  hasta en el 20% a 40% de los vacunados, 3 a 4 semanas a  posteriori. Fiebre en el 5-10%. En este grupo se aisla virus  vacunal en las vesículas, aunque sin diseminación visceral.

En EE.UU. se han reportado 50 casos de Herpes Zoster en vacunados, aunque pocos fueron identificados como virus vacunal. En niños se han presentado 18 casos sobre 100.000 vacunados ( la tasa de infección por virus salvaje es de 77/100.000 ). Por otra parte, todos los casos son leves y atenuados.

 La transmisión del virus vacunal estaría relacionada a la aparición de rash (evitar el contacto con inmunocomprometidos y embarazadas susceptibles).

 No hay casos adversos referidos al uso de salicilatos post-vacunación. De todas maneras, los productores de vacunas recomiendan no usarlos al menos por 6 semanas.

 Si se ha administrado inmunoglobulina específica para Varicela-Zoster, se debe diferir la vacunación por lo menos 5 meses. De haber sido inmunoglobulinas de pool o transfusiones, se debe demorar 3 meses.

 La tasa de incidencia de Herpes Zoster post-vacunación es de 2.6/100.000 dosis aplicadas (la incidencia post-infección natural en menores de 20 años es 68/100.000 personas por año; para todas las edades la tasa global es de 215/100.000 personas por año).

Herpes Zóster

La Food and Drug Administration (FDA) de los Estados Unidos aprobó en Junio de 2006, una vacuna contra el Herpes Zoster (HZ), para pacientes mayores de 60 años; luego de un seguimiento de 35.000 adultos durante 5 años que reveló una caída del 50% en los casos de HZ en los receptores de la vacuna, al compararlos con un grupo placebo. En marzo de 2011, amplió esta indicación para personas entre 50 y 59 años.

La aparición de HZ entre los 64 y 69 años se redujo en un 64% según un estudio publicado en el New England Journal of Medicine. En este trabajo se realza la importancia de disminuir la neuralgia post-herpética crónica.

Nota: A partir de septiembre 2014, se encuentra disponible en la Argentina

 

Calendario de Vacunación (Argentina)

Se incorporo a partir del año 2015, para aquellos niños que cumplan 15 meses a partir del 1º de enero del mismo año, en una sola dosis.

La vacuna incorporada es la monovalente.

Ver: Lineamientos técnicos de la vacuna contra varicela - Ministerio de Salud - 2015 - República Argentina (pdf)

 

CALENDARIO ARGENTINO DE VACUNACIÓN

Comparte este articulo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn