El brote de sarampión crece en Europa

La última nota que he publicado (Alerta: Sarampión en Europa) estaba referida al mes de marzo (recomiendo su lectura para entender y comparar los datos actuales). El último informe nos informa de los sucesos hasta principios de julio. Los casos han llegado a 35.000 y han provocado 32 muertes. De ese total, Italia refiere 2.800 casos, con 300 hospitalizados y una estadística clara: el 89% de los casos de han dado en no vacunados y el 6% en vacunados con una sola dosis (el esquema es de 2 dosis). En Rumania, 3.000 casos con 17 muertos. Un 25% entre 0 y 14 años y una mediana de 27 años. Para establecer una comparación, en Latinoamérica, donde el sarampión está controlado, un solo caso autóctono se toma como brote epidémico. Por ello, la situación actual preocupa a la Unión Europea que por ahora está generando distintas reacciones en los distintos países.

Italia, Alemania y Francia están decretando la obligatoriedad de la vacunación, mientras España lo está debatiendo y hasta se piensa en sancionar a los médicos que no indiquen vacunas. Alemania multaría con 2.500 euros a los padres que no vacunen a sus hijos.

Precisamente, las medidas apuntan a elevar las coberturas de vacunación, que en los últimos años han ido decayendo y generando bolsones de susceptibles a padecer la enfermedad. Cuanto más numerosos sean, mayor riesgo de brotes epidémicos.

Comparte este articulo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn