Nueva recomendación para el test serológico post-vacunación de recién nacidos de madres HBsAg-positivas

Los CDC publicaron una actualización de la recomendación de las pruebas serológicas después de la vacunación contra la hepatitis B de los lactantes nacidos de madres HBsAg-positivas.

Se estima que
en los Estados Unidos unos 25.000 niños nacen de madres con VHB positivo cada año. La profilaxis post-exposición (PPE) es muy eficaz en la prevención de la transmisión perinatal del VHB: sólo el 1% de los niños que recibieron PPE desarrollan infección. Los bebés nacidos de madres infectadas por el VHB deben recibir la vacuna contra la hepatitis B (en una serie de 3 ó 4 dosis) y la inmunoglobulina específica dentro de 12 horas después del nacimiento para prevenir la transmisión perinatal del VHB.

Con el fin de determinar si el niño requiere revacunación, deben realizarse pruebas serológicas después de la vacunación. Anteriormente se recomendó a la edad de 9 a 18 meses. Los CDC ahora recomiendan que estas pruebas deben hacerse antes, a la edad de 9 a 12 meses o 1 a 2 meses después de la última dosis de la vacuna con el fin de garantizar la detección de anticuerpos. Los beneficios de este intervalo menor es que disminuye el tiempo en el que los no respondedores están en riesgo, dando oportunidad para la revacunación inmediata cuando sea necesario. 

Comparte este articulo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn