Persistencia de los anticuerpos post-vacunales contra la hepatitis B

La duración de la inmunidad tras la vacunación contra la hepatitis B ha sido objeto de seguimiento desde la aparición de la vacuna, ya hace unos cuantos años. La frecuente atenuación aparente de la respuesta inmunológica que sigue a la administración de la vacuna con el paso de los años no supondría indefensión, ya que la memoria inmunológica inducida por la vacuna es capaz de provocar una rápida y potente respuesta de anticuerpos protectores en el caso de contacto con el virus de la hepatitis B.

Leer más...

Nueva recomendación para el test serológico post-vacunación de recién nacidos de madres HBsAg-positivas

Los CDC publicaron una actualización de la recomendación de las pruebas serológicas después de la vacunación contra la hepatitis B de los lactantes nacidos de madres HBsAg-positivas.

Se estima que
en los Estados Unidos unos 25.000 niños nacen de madres con VHB positivo cada año. La profilaxis post-exposición (PPE) es muy eficaz en la prevención de la transmisión perinatal del VHB: sólo el 1% de los niños que recibieron PPE desarrollan infección. Los bebés nacidos de madres infectadas por el VHB deben recibir la vacuna contra la hepatitis B (en una serie de 3 ó 4 dosis) y la inmunoglobulina específica dentro de 12 horas después del nacimiento para prevenir la transmisión perinatal del VHB.

Con el fin de determinar si el niño requiere revacunación, deben realizarse pruebas serológicas después de la vacunación. Anteriormente se recomendó a la edad de 9 a 18 meses. Los CDC ahora recomiendan que estas pruebas deben hacerse antes, a la edad de 9 a 12 meses o 1 a 2 meses después de la última dosis de la vacuna con el fin de garantizar la detección de anticuerpos. Los beneficios de este intervalo menor es que disminuye el tiempo en el que los no respondedores están en riesgo, dando oportunidad para la revacunación inmediata cuando sea necesario. 

La hepatitis B y la necesidad de una dosis de refuerzo

Luego de varias décadas de iniciada la vacunación contra la hepatitis B, la pregunta surge: ¿es necesaria una dosis de refuerzo?

La protección a largo plazo se mide a través de cuatro métodos: la respuesta anamnésica después de la administración de una dosis de refuerzo, la tasa de infección en las poblaciones vacunadas, las pruebas in vitro de la actividad de las células B y T , y los estudios seroepidemiológicos.

Se ha demostrado que la protección está presente a pesar de una disminución de los anticuerpos de superficie anti-hepatitis B. El mecanismo exacto de la protección a largo plazo, sin embargo, aún no está  completamente comprendido.

Leer más...

Día Mundial de las hepatitis. OMS dixit

El 28 de julio, en este 2011, fue determinado como el Día Mundial contra la Hepatitis, con el apoyo de 193 países. Se convirtió así en el 8º Día Mundial reconocido por la Organización Mundial de la Salud (OMS/WHO), después del cáncer, la tuberculosis, el paludismo, la diabetes, la EPOC, el VIH-Sida y las enfermedades cardíacas.

La OMS tiene como objetivo fomentar la toma de conciencia sobre las hepatitis virales y las enfermedades que causan, así como también la difusión del conocimiento sobre ellas y propone el fortalecimiento de la prevención y el control de las hepatitis virales y las consecuentes enfermedades conexas, la ampliación de la cobertura de vacunación contra la hepatitis B y su integración en los programas nacionales de inmunización, además de la coordinación de una respuesta mundial contra las hepatitis.

Leer más...

La eficacia de un esquema de vacunación acelerado contra hepatitis B en el embarazo

Se realizó un ensayo clínico prospectivo de embarazadas de alto riesgo negativas para el antígeno de superficie de la hepatitis B. A partir de un cuestionario detallado fueron elegidas doscientas para recibir una vacuna contra la hepatitis B, intramuscular en un esquema acelerado de 0, 1 y 4 meses, con el fin de documentar las reacciones adversas y las tasas de seroconversión del antígeno de superficie.

Leer más...