Hepatitis B

ENFERMEDAD VACUNA MARCAS NOVEDADES

 

HEPATITIS B

 

ACTUALIZADO AL 28/7/14
AGENTE ETIOLÓGICO
EPIDEMIOLOGÍA
CLÍNICA
SITUACIÓN EN ARGENTINA

Las Hepatitis eran indiferenciables no hace mucho tiempo atrás. Hipócrates describía la Ictericia epidémica. Recién a partir de 1940, la Hepatitis B fue diferenciada de la A, a través de test serológicos específicos.

El primer caso que se recuerda, se dio en Alemania en 1883 y se lo atribuyó a una complicación luego de la aplicación de la vacuna antivariólica (contenía plasma humano). Más tarde, sus causales fueron agujas y jeringas contaminadas: en 1943 se reconoció la transmisión del virus a través de las transfusiones sanguíneas.

En 1965 fue descubierto el Antígeno australiano, más tarde llamado antígeno de superficie de la HB (HBsAg). Cinco años después se identificó el virión completo.

El 28 de julio, fecha del nacimiento del Dr. Samuel Blumberg, descubridor del virus, fue establecida desde 2012 por la OMS, como el Día Mundial de las Hepatitis Virales.

Agente Etiólogico


Es un virus perteneciente a la familia de los Hepadnavirus. Posee 3 proteínas de envoltura (antígenos de superficie) que forman estructuras poliméricas altamente inmunogénicas, que son las que definen los subtipos serológicos del VHB siendo de gran utilidad como trazadores epidemiológicos: éstos son los antígenos HBsAg (de superficie), HBcAg (core) y HBeAg (e). Estas estructuras son la base de las vacunas actuales.

Puede sobrevivir en objetos inertes, más de una semana.

Epidemiología

Es endémica. El reservorio es el hombre, aunque la enfermedad puede ser reproducida experimentalmente en primates.

El VHB es 100 veces más contagiante que el SIDA. Como la forma de transmisión es similar, la prevención básica para una, es válida para la otra. El virus se mantiene vivo en el 5 a 10% de los adultos que padecen una infección aguda (portadores); el resto elimina el virus y no sufre de secuelas.

El mayor riesgo lo tienen los recién nacidos de madres portadoras: si éstas son positivas para los antígenos HBsAg y HBeAg, el 70 a 90% de los RN son contagiados. Si son positivas únicamente para el HBsAg, sólo el 20% de los bebés es afectado en forma aguda. En ambos casos, el 70-90% se convierten en portadores crónicos y se estima que el 25% de éstos morirán tempranamente a causa del VHB.

En 1990 fue la 5a causa de muerte por infección, según la OMS. Para el año 2005 provocaba unas 600 mil muertes por año, la mayoría a causa de cáncer hepático como consecuencia directa de una hepatitis B contraida muchos años antes.

A fines de 2006, 164 países habían integrado la vacuna contra la HB en sus programas de inmunización sistemática, cifra que hoy es mucho mayor. A raíz de ésto, la incidencia de la enfermedad ha decrecido en forma importante. La Unión Europea (UE) ha informado que el grupo etário de entre 25 y 44 años es el que presenta mayor tasa de nuevas infecciones, seguido por el grupo de 15 a 24 años.

Antes de esta situación, más de 2.000 millones de personas habían sido infectadas por el virus de la Hepatitis B (VHB) en el mundo. Existen más de 300 millones portadores crónicos (de los que la gran mayoría desconoce su estado): el portador tiene entre 12 y 300 veces más posibilidades de desarrollar un cáncer de hígado que el no portador. Un 25% muere por consecuencia directa de la enfermedad, afectado de cirrosis, hepatitis crónica activa y cáncer hepático primario. El 80% de los hepatocarcinomas registrados en todo el mundo tienen como causal al VHB; el que es mencionado como la segunda causa de cáncer en seres humanos, luego del tabaco. El VHB, es actualmente, la causa más importante de enfermedades hepáticas.

Clínica

La enfermedad cursa en 2 formas típicas: asintomática y sintomática, existiendo además, casos severos y fulminantes (0,5-1%). La incubación oscila entre 40 y 180 días, con una media de 120 días.

Asintomática: subclínica o inaparente, es la más común en neonatos y niños pequeños.

Sintomática: ictérica o anictérica.

Tiene una incubación media de 3-4 meses. El contagio puede realizarse de tres formas:

1) Transmisión vertical: Desde la madre infectada al Recién Nacido. Esta forma de contagio se produce durante el parto o inmediatamente después del mismo. Es la más importante en los países con alta prevalencia, generando una alta cantidad de portadores crónicos.
2) Transmisión parenteral: Por contacto con sangre o hemoderivados que contienen el virus; mal uso de jeringas o agujas: drogas, acupuntura, diálisis, tatuajes; lesiones hospitalarias. Un mililitro de sangre contiene hasta 100 millones de partículas infectantes; por lo tanto, sangre, saliva, semen o secreciones genitales son infectantes; aunque los 3 últimos en menor escala.
3) Transmisión sexual: Por contacto sexual con portadores.

Las manifestaciones extrahepáticas de la HB pueden presentarse bajo la forma de rash cutáneo, artritis, edema angioneurótico, glomerulonefritis, vasculitis y linfadenopatías.

Las formas crónicas son:

Portación sin síntomas.
Hepatitis B crónica (la activa evoluciona a cirrosis en el 30-50%, con una tasa de sobrevida a los 5 años, del 55%).
Cirrosis (25%).
Hepatocarcinoma primario (0,5 a 1%).

Notas: (las referencias son de la época del inicio temprano de la vacunación)

Se considera portador crónico, el paciente que en dos muestras de sangre separadas por 6 meses, presenta HBsAg positivo, o éste más IgM antiHBc negativo.

Cada año aparecen 50 millones de nuevas infecciones, y se dan de 1 a 2 millones de muertes en relación directa con el virus. Tres cuartos de la población mundial vive en zonas de alto riesgo.

El 5% de la población general tendrá contacto durante su vida con el VHB: de ellos, el 90% de los menores de un año y el 5-10% de adultos se convertirán en infectados crónicos.

La posibilidad de contraer una hepatitis B crónica es inversamente proporcional a la edad de contagio: en el Recién Nacido un 70% a 90%. En menores de 5 años, un 20 a 50%. En mayores de 5 años, un 5 a 10%.

Situación en Estados Unidos

Se producían entre 150.000 y 300.000 casos nuevos por año, de los que 10.000 debían ser hospitalizados y 200 morían en forma fulminante; 1.500 lo hacían por cáncer hepático y 4.000 por cirrosis. Es la principal causa de transplante hepático y existen alrededor de 5 millones de afectados por la enfermedad y 1 millón de portadores. Ya en 1999, este país había hecho un llamado a los padres para insistir en la vacunación temprana, ya que el 42% de los 1.250.000 niños infectados por el VHB, lo contrajeron antes de los 19 años.

Luego de la implementación de la vacunación desde hace más de dos décadas, el número de infectados se redujo de 300.000 en 1982 a 79.000 en 2001.

Situación en Argentina

Se estima que, previo a la vacunación sistemática, la situación era ésta:

El 10% de la población general estaba infectada y el 0,5% de los adultos era portador. La mayor prevalencia se daba en los trabajadores de la salud (antes del inicio de la vacunación sistemática).

El 1% de las embarazadas estba infectada. O sea que de 700.000 niños nacidos por año, serían 7.000 los nacidos de madres portadoras y no menos del 20% (1.400) podían adquirir la enfermedad.

Existían alrededor de 300.000 portadores, de los cuáles sólo 15.000 tenían diagnóstico.

El 66% de los que cursaban la enfermedad lo hacían en forma asintomática, por lo que los riesgos de sus contactos eran muy altos.

La pesquisa de HB y la vacunación del RN en la sala de partos han modificado substancialmente esta situación. Se denunciaron alrededor de 500 casos por año en el último trienio (581/567/444 casos, respectivamente).

 

Sitios y datos interesantes sobre Hepatitis B

Preguntas Más Frecuentes Acerca De La Hepatitis B

Comparte este articulo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn