La vacuna intranasal FluMist no es efectiva según los CDC

En la próxima temporada de influenza, los estadounidenses deberán descartar la utilización del aerosol nasal de la vacuna contra la gripe, según lo decidió el miércoles un panel de expertos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Esto se debe a que el medicamento, llamado FluMist, ha resultado en gran medida inefectivo en los niños en los últimos años, y no se debe usar en la temporada de gripe 2016/17 en los Estados Unidos, señaló el panel de expertos.

"No pudimos encontrar ninguna evidencia de que el aerosol fuera efectivo", declaró a Associated Press el Dr. Joseph Bresee, experto en influenza de los CDC de EE. UU. La decisión fue anunciada a finales del miércoles por el Panel Asesor sobre las Prácticas de Inmunización (ACIP) de los CDC. Estas recomendaciones son adoptadas por el gobierno federal, que entonces publica una directriz para los médicos del país.

Por otra parte, se aclaró que la vacuna inyectable tradicional es efectiva, y se recomienda a todas las personas a partir de los 6 meses de edad, concluyó el panel.

FluMist es distinto de la vacuna tradicional porque no se produce con virus muertos, sino con una forma atenuada del virus de la influenza.

La decisión es un vuelco para FluMist, que es producido por Astra Zeneca y que obtuvo la licencia por primera vez en 2003. Estudios anteriores mostraron que era mejor que la vacuna tradicional inyectable para proteger a los niños. De hecho, en 2014 el ACIP recomendó a FluMist antes que las vacunas inyectadas para los niños.

Pero ensayos más recientes han mostrado resultados menos efectivos. El ACIP declaró que revisó los datos de 2013 a 2016 para evaluar la efectividad del aerosol nasal en niños de 2 a 17 años. Esos nuevos estudios encontraron que FluMist no ofrecía prácticamente ninguna protección contra la gripe a esos niños.

En la temporada de gripe 2015/2016, la tasa de protección de la vacuna nasal contra la gripe fue de apenas un 3% por lo que no se pudo medir ningún efecto protector, explicó el panel. Su efectividad en las dos temporadas anteriores de gripe también fue baja.

En comparación, la vacuna tradicional contra la gripe tuvo una efectividad del 63% entre los niños de 2 a 17 años en la temporada de gripe 2015/16, según el ACIP.

¿Por qué esta vacuna ha perdido aparentemente su efectividad? En declaraciones ante AP, Bresee teorizó que cuando se le agregó una cuarta cepa de influenza a la vacuna hace unos años, podría haber debilitado la respuesta del cuerpo a las otras cepas.

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP) respaldó la medida del panel. "Comprendemos que este cambio será difícil para los consultorios pediátricos que planificaban administrar el aerosol intranasal a sus pacientes, y para los pacientes que prefieren esa ruta de administración", señaló la Dra. Karen Remley, CEO y directora ejecutiva de la AAP. "Pero la ciencia es convincente con respecto a que la vacuna inactivada [inyectable] es la mejor forma de proteger a los niños de lo que puede ser un virus impredecible y peligroso", afirmó en un comunicado de prensa de la AAP.

La recomendación del panel podría tener un impacto significativo dado que los datos sugieren que la vacuna nasal contra la gripe conforma hasta ahora alrededor de un tercio de todas las vacunas administradas a niños, según los CDC.

El director de los CDC debe revisar y aprobar la recomendación del ACIP antes de que esta se convierta en política. Se espera una decisión para finales de verano o principios de otoño.

Fuente: Medscape

Comparte este articulo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn