Murió el niño español afectado de difteria

El niño afectado por difteria, de la localidad de Olot, murió luego de 4 semanas en que se luchó por su vida en el Hospital Vall d’Hebron (Barcelona).

El primer caso de difteria en España, luego de 28 años, terminó trágicamente. Una situación inadmisible en los años que corren, con una vacuna efectiva para su prevención, de aplicación gratuita en todo el mundo. Se trata de un niño de 6 años de edad, no vacunado contra ésta y otras enfermedades, por decisión de sus padres.

La vacuna antidiftérica está incluida en la triple bacteriana (junto a la antitetánica y anticoqueluchosa) y la doble bacteriana (junto a la antitetánica) y se aplica desde los 2 meses de edad, buscando una protección temprana. La vacunación sistemática ha logrado controlar una enfermedad que, años atrás, generaba brotes con casos mortales.

El éxito de las vacunas, erradicando o controlando enfermedades, paradójicamente está generando su descreimiento por la no observación de las mismas. Todo el terreno ganado en las últimas décadas corre el riesgo de resquebrajarse por esta situación y que enfermedades prácticamente olvidadas vuelvan a aparecer con toda su potencia infectiva.

Hoy los esfuerzos se deben redoblar: no solo mantener altas las coberturas de vacunación sino ampliar los horizontes de educación y comunicación sobre los beneficios individuales y comunitarios de la inmunización.

C.K.

Comparte este articulo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn