Cólera Marcas

ENFERMEDAD VACUNA MARCAS NOVEDADES

 

VACUNAS ANTICOLÉRICAS

 

 

 Nota importante:  Las marcas o nombres fantasía contenidas en esta página corresponden a la farmacopea de la República Argentina, país de origen de este sitio; por lo tanto constituyen sólo una referencia para el mismo. Estas marcas pueden modificarse o no, e incluso diferir en otros países. No deben tomarse en ningún caso como indicación o sugerencia sin una consulta o prescripción médica.

 OROCHOL

Vacuna anticolérica

ENFERMEDAD VACUNA MARCAS NOVEDADES

 

VACUNA ANTICOLÉRICA

 

 

ACTUALIZADO AL 10/6/14
TIPOS DE VACUNAS
INDICACIONES
CONTRAINDICACIONES
PRECAUCIONES
EFECTOS ADVERSOS

La primera vacuna a virus vivos, fue desarrollada en 1885, por Ferrán y Clua. Luego se desarrollaron otras vacunas parenterales a células muertas que dejaron de utilizarse por su baja eficacia y breve lapso de inmunidad, por lo que no tenían efectividad epidemiológica.

A mediados de los '80, se hicieron los primeros ensayos clínicos con dos vacunas de cólera inactivadas por vía oral.

 

Tipos de Vacunas

Dentro de las vacunas atenuadas orales se destacan las obtenidas a partir de Salmonella typhi (Ty21a; antígeno O de V. cholerae Inaba), que ha resultado ligeramente inmunogénica en voluntarios adultos y con escasa eficacia (25%) frente a infección por V. cholerae salvaje. También se han probado mutantes del V. cholerae O1, de primera y segunda generación. Otras que se han ensayado son: la vacuna celular-subunidad B con una protección aproximada del 67% y que requiere múltiples dosis y las conjugadas polisacáridas que se han ensayado en animales, de las que sólo hay datos preliminares de seguridad en adultos.

Actualidad: Existen dos vacunas orales; la CVD103-HgR y la WC-rBS

1) CVD 103-HgR: Vacuna modificada genéticamente, que ha demostrado seguridad con escasas reacciones adversas de tipo gastrointestinal. Ha producido buena respuesta de anticuerpos frente a los serotipos Inaba (tasas de seroconversión en más del 90%) y Ogawa (tasas del 75%). En niños oscila entre el 50 y 75%. La vacuna es efectiva contra los dos biotipos: clásico y El Tor.

Está compuesta por bacterias vivas atenuadas, derivadas de la cepa salvaje (biotipo Clásico -serotipo Inaba 569B) y elaborada por ingeniería genética. La dosis se presenta en 2 sobres: uno con la vacuna liofilizada y el otro con sales de carbonato y acido ascóbico, como protectores del pH gástrico. Para prepararla se vierte el contenido de ambos sobres en 100 ml. de agua fría (exclusivamente).

2) WC-rBS: A bacterias inactivadas con formalina y calor. Contiene cepas O1 Inaba, biotipos clásico y El Tor; O1 Ogawa, biotipos clásicos; subunidad B de la toxina del cólera recombinante (TCBr). Se presenta también como suspensión (en vial) y granulado efervescente (en sobre), que conformarán una suspensión al ser preparada.

Indicaciones

1) CVD103-HgR: Se puede utilizar a partir de los 2 años. Es ideal para el control del cólera epidémico y para el viajero, por su rápida protección: ésta se inicia unos 8 días después de la toma y se mantiene alrededor de 6 meses.

Debe administrarse con al menos una hora de ayuno previo y una posterior. Su eficacia es del 50% aproximadamente.

Si se viaja de regiones no endémicas a otras endémicas, puede ser recomendable una revacunación pasados 6 meses. Estar vacunado no implica dejar de tomar todas las medidas preventivas habituales higienico-dietéticas.

2) WC-rBS: También a partir de los 2 años y también efectiva para el control del cólera epidémico y para personas que se radicarán en áreas epidémicas. Puede usarse como prevención para el viajero, para estadías cortas. En niños mayores de 6 años y en adultos, son suficientes 2 dosis. En los menores de entre 2 y 5 años, se deben administrar 3 dosis. El esquema debe completarse antes de una semana de ingresar a la región endémica.

La presentación efervescente debe disolverse en 150cc de agua fría, donde se incorporará la suspensión (la vacuna preparada permanece activa durante dos horas). En los menores de entyre 2 a 5 años, una vez preparada, se deben eliminar 75cc. Debe administrarse una hora antes o una hora después de la ingesta de alimentos.

El intervalo entre dosis no debe ser menor a una semana ni mayor a seis. De superarse este último lapso, debe repetirse el esquema.

Nota: De persistir el riesgo, debe reforzarse con una dosis, dos años después. Luego de 5 años de la primovacunación, debe iniciarse un esquema completo.

Contraindicaciones

Embarazadas.

Inmunodeprimidos.

Menores de 2 años.

No administrar en caso de enfermedades febriles agudas o infecciones intestinales agudas. Debe tenerse en cuenta, que en un 5% de los vacunados, hay excreción fecal de virus vacunal, durante 24-48 horas.

Precauciones

 En pacientes medicados con mefloquina o cloroquina, debe administrarse con, al menos, 72 horas de diferencia.

 En los que padecieron fiebre, gastroenteritis o fueron medicados con antibióticos, debe esperarse una semana.

 En inmunocomprometidos, por ser una vacuna a bacterias vivas atenuadas.

Se puede administrar conjuntamente con la vacuna antitifoidea oral atenuada (cepa Ty-21a) o, de lo contrario, separadas al menos por 1 mes. Esta vacuna no interfiere con la vacuna contra la fiebre amarilla. No existen investigaciones sobre probables interacciones en la administración simultánea de vacunas contra la poliomielitis.

En el caso de la WC-rBS, hipersensibilidad al formaldehído.

Efectos Adversos

Diarrea y dolor abdominal o náuseas en pocas ocasiones.

 

Fuente: Guía Práctica de Vacunación - Dr. Carlos Köhler - 5 Ediciones

 

Cólera

ENFERMEDAD VACUNA MARCAS NOVEDADES

 

CÓLERA

 

 

ACTUALIZADO AL 10/6/14
AGENTE ETIOLÓGICO
EPIDEMIOLOGÍA
CLÍNICA
SITUACIÓN EN AMÉRICA

Es una enfermedad bacteriana intestinal aguda, de comienzo brusco, que genera diarrea acuosa, abundante e indolora. A veces se acompaña de vómitos, lo que provoca una rápida deshidratación, colapso circulatorio, acidosis e insuficiencia renal.

Agente Etiológico

Vibrio cholerae

 El Vibrio cholerae, bacilo gramnegativo, biotipos 01 (El Tor, con sus serotipos Ogawa e Inaba) y 0139 (derivado de El Tor, de gran virulencia, identificado en 1992, en la India y Bangladesh.).

 La enterotoxina colérica provoca una excreción exagerada de sodio y agua hacia la luz intestinal, sin invadir la mucosa.

Epidemiología

Las pandemias se han registrado por siglos. En el siglo XIX, el cólera se extendió desde el delta del Ganges, en la India, a casi todo el mundo. A mediados del siglo XX, se mantuvo prácticamente en Asia, aunque en 1947 hubo una gran epidemia en Egipto.

En 1978 llegó por primera vez al Pacífico meridional. Los países desarrollados presentan casos esporádicos, generalmente importados.

Actualmente, existen brotes en distintas partes del mundo. Se pueden establecer 3 zonas endémicas que representan áreas geográficas importantes: Asia, África y América del Sur y Central; existiendo casos esporádicos en Europa, Norteamérica y Australia. En las regiones endémicas, los más afectados son los jóvenes. En cambio, en las epidemias, los afectados son los hombres mayores de 15 años, relacionado con sus actividades laborales. En estos casos, el vibrión forma parte de la flora bacteriana hídrica habitual.

El riesgo de enfermedad en la actualidad, es mayor en zonas subdesarrolladas con condiciones sanitarias insuficientes: sistemas de depuración de aguas de consumo y eliminación de aguas residuales inadecuados o inexistentes.

Nota: Aquéllos interesados en conocer la historia del cólera en algunas comunidades de España, sugiero una visita por Las epidemias de cólera del siglo XIX, de Juan Jesús Martín Tardío.

Cliníca

La transmisión se produce a través de agua contaminada con heces o vómitos de infectados o portadores, o manos o alimentos contaminados. La ingesta de mariscos crudos (y en algunos casos, cangrejos) ha sido causal de epidemias. La bacteria puede ser transportada por las moscas.

La incubación dura entre pocas horas y 5 días. El período de contagio se extiende en forma paralela a la diarrea. El lugar de infección primario es frecuentemente el intestino delgado. A veces se acompaña de vómitos y es generalmente invasiva, provocando una rápida deshidratación, colapso circulatorio, acidosis e insuficiencia renal.

Puede matar en horas si la persona afectada no es tratada. En estos casos la letalidad es del 50%, pero con tratamiento desciende al 1%. Existen casos leves, no invasivos, especialmente en los niños, con sólo diarrea. El grupo sanguíneo 'O', tiene especial susceptibilidad para el biotipo El Tor.

El estado de portador puede persistir durante meses.

Situación en América

Entre 1911 y 1973, no se habían registrado casos en América, pero en ese último año hubo un infectado en Texas, aunque no se pudo detectar su origen. Entre 1991 y 1992, se reportaron 700.000 casos en 68 países y 6.500 defunciones en Perú, Colombia, Brasil, Chile, Ecuador, Bolivia, Panamá, El Salvador, Guatemala, México y Estados Unidos. En 1994 se notificaron 300.000 casos en 66 países; 127.000 en América Latina.

A partir de allí, hubo un notable descenso con un pico de 57.000, en 1998. Entre los años 2002 y 2006, no se superaron los 50 casos. En 2010, luego del terremoto en Haití, se produjo un brote con alta mortalidad, que a 2014 llegó a 700.000 casos. En 2011, se extendió a República Dominicana.

En 2013, además de los países mencionados, hubo casos en Centroamérica, Cuba y México.

 

Fuente: Guía Práctica de Vacunación - Dr. Carlos Köhler - 5 Ediciones